sábado, 28 de septiembre de 2013

La Nueva Tendencia


psiconeuromarketing
HABLAMOS del Neuromarketing o cómo incorporar los conocimientos sobre los procesos cerebrales para mejorar la eficacia de cada una de las acciones que determinan la relación de una organización con sus clientes. Se apoya en tecnologías de diagnostico neurológico para poder identificar patrones de actividad cerebral que revelen los mecanismos internos del individuo cuando es expuesto a determinados estímulos.

La mayor parte de las decisiones se toman a nivel emocional y se justifican racionalmente. El Neuromarketing busca respuestas sobre lo que pasa en nuestro cerebro cuando se toman las decisiones de compra estudiando el comportamiento del consumidor a través de observaciones del cerebro (electroencefalogramas y resonancias magnéticas). Esto es muy útil para los publicistas, porque les permite saber qué estímulos reciben mejores respuestas cerebrales y qué hace que el consumidor finalmente se decida por una marca u otra. 

Según estos estudios, diferentes imágenes provocan reacciones diferentes según el tiempo de retardo. Las reacciones a una escena dentro de un comercial estarán influenciadas por el contenido inmediatamente anterior.

Nueva época para el Marketing, en la que el consumidor pasa a ser cliente. Un individuo con poder de elección que selecciona una compañía u otra para satisfacer sus deseos y necesidades dentro de la selva de competidores, con el cual hay que generar una relación de permanencia, de mutuo intercambio y de conocimiento. 

Quizás pueda sonar un poco aterrador que las emociones de un consumidor puedan ser manejadas por una determinada empresa. Pero lo cierto es que este tipo de técnicas pueden llegar a ser lo último en “mensajes subliminales”, pasando directamente a nuestra mente inconsciente y profunda, sin que podamos dejar de pensar en ello.

El neuromarketing aporta conocimientos sorprendentes sobre el comportamiento del consumidor pero, ¿para qué medio publicitario es más eficaz? Los medios auditivos como la radio, rigen la memoria a corto plazo, así como los impresos estimulan zonas del cerebro que retienen información detallada. La televisión es la que genera estimulaciones más importantes en la memoria a largo plazo, generando respuestas verdaderamente emocionales. 

Finalmente, pondremos como ejemplo la influencia en el consumidor la palabra “gratis” y cómo ésta es utilizada recurrentemente por las compañías para captar clientela masivamente. 
te gusto este post, psiconeuromarketing, por favor compártelo