sábado, 28 de septiembre de 2013

Psicología y conducta de los Consumidores

conducta de compra obsesiva
CUANDO la psicología se aplica al estudio de la conducta de los consumidores,  básicamente se propone descubrir las reacciones de éstos ante las estrategias de mercadotecnia. El problema es que dependiendo de la teoría psicológica que sirva como marco conceptual del investigador, las interpretaciones de éste darán como consecuencia diversos resultados que a su vez se traducirán en diferentes estrategias de mercadotecnia. 

En el presente apartado, se comentarán brevemente dos teorías psicológicas que, a juicio de un servidor, son las que han sido más utilizadas como marco referencial por parte de los psicólogos dedicados a los estudios del consumo; además de que ambas teorías presentan puntos de vista diametralmente opuestos en lo que respecta al entendimiento de la conducta humana. Las teorías consideradas son: el conductismo y el psicoanálisis. 

El gran impulsor de la psicología conductista fue el estadounidense John B. Watson, “Su doctrina…combinó en un solo sistema el pragmatismo de W. James, el funcionalismo de 
Dewey, los métodos experimentales y las teorías del condicionamiento de los reflejos de Pavlov y Bechterev” (Aceves Magdaleno, 1991, p. 260). 

Quizás derivado de su aparente sencillez, LA TEORÍA CONDUCTISTA fue la primera teoría utilizada por los publicistas. De hecho, conceptos fundamentales del conductismo, como la conexión estímulo-respuesta, el reflejo condicionado y el reforzamiento fueron el sustento teórico sobre el que se construyeron –y todavía se construyen- muchas campañas publicitarias basadas en la repetición masiva e interminable de mensajes de los productos. 

sed, tomando aguaPOR EJEMPLO, supongamos que una empresa de bebidas gaseosas desea vender su producto utilizando como estrategia publicitaria la idea de que éste calma la sed. Mediante un bombardeo incesante a través de todos los medios de comunicación posibles, se repite una y otra vez la misma idea –el producto “X” calma la sed-; de tal manera que cada vez que el consumidor sienta sed, recuerde que el producto “X” la calma. LA IDEA es simple, asociar la sed con el producto “X”.

En lo que respecta al PSICOANÁLISIS, su creador Sigmund Freud señalaba que el aparato psíquico estaba integrado por tres instancias: El ello ó id, que es la parte de la personalidad que contiene los instintos, los impulsos, todo lo heredado; es la naturaleza bruta antes que se ejerza influencia por la educación. El yo ó ego, que dirige la personalidad. Está integrado por el pensamiento, la memoria, la percepción, todo en relación con la realidad vivida por el sujeto. Y el super yo ó super ego, que es el resorte ético de la personalidad por la asimilación de las normas que los padres dan al niño sobre lo bueno y lo malo. En este sentido, para el psicoanálisis la personalidad madura sería la que ha logrado establecer un sano equilibrio entre estas tres instancias.


Características de la teoría conductista y la teoría psicoanalítica

CARACTERÍSTICAS
TEORÍA CONDUCTISTA
TEORÍA PSICOANALÍTICA
TIPO DE CONSUMIDOR
Pasivo
Emocional
ACCIÓN PSICOLÓGICA
Reforzamiento, estilo
educativo
Disminución de tensión,
estilo terapéutico
TIPO DE PUBLICIDAD
Recordatoria
Persuasiva
ESTRATEGIA PUBLICITARIA
Repetición constante
Apelación a impulsos
primarios
CARACTERÍSTICAS DEL PRODUCTO
Los objetos tienen un valor
de uso, su enfoque es
utilitario
Los objetos tienen un valor
de cambio, su enfoque es
simbólico


FUENTE:

DR.JOSÉALONZOSAHUI MALDONADO